viernes, 3 de marzo de 2017

Miyajima

Miyajima


























Cuando preparas un viaje por tu cuenta, en mi caso, lo primero que busco son fotografías del lugar.
Japón es muy grande y la pregunta que te haces es: ¿por donde voy a empezar? Bueno, que no cunda el pánico. Yo seleccioné las fotografías que me gustaban, las situé en el mapa y desde ahí, deseché lugares por distancias o por que esa fotografía era en una época del año que no coincidía con la mía, como por ejemplo, las esculturas de hielo en Shaporo, al norte de Japón. Sí, era en Enero, pero a finales.

Torii Miyajima con marea baja

Las cosas que mas ilusión me hacía fotografiar eran: una Geisha, un  entrenamiento de Sumo, el Fushimi Inari y sobre todo el espectacular Torii de Miyajima.








Aunque no quería parar mucho en Hiroshima, realmente es una ciudad tranquila y agradable pero sin mucho que ver además de las huellas de la guerra. Fuimos a ver el Castillo de Hiroshima conocido como la Carpa, rodeado de preciosos jardines.

Desde allí fuimos caminando y viendo los diversos homenajes a la guerra, hasta llegar a Okonomimukura, el templo del Okonomiyaki. Un edificio de 3 plantas con 27 restaurantes en el que el plato principal es este plato. Lo habíamos probado en Osaka, pero nada que ver. ¿Queréis saber como se hace? No os perdáis este video.



Después de esa estupenda comida, fuimos al ferry, cruzamos en  menos de 10 minutos a la isla de Miyajima, un lugar muy turístico donde los primeros que te vienen a saludar son los ciervos que andan a sus anchas por toda la isla.


Nos alojamos en un hotel típico japonés, es decir un ryokan, habitación con tatami, kimono, té preparado y además disponían del tradicional baño. La verdad, que después de estar en la playa, una vez caída la noche, haciendo fotos al famoso Torii, se agradece un buen baño caliente.

Ryokan en Miyajima




Quedarse por la noche no tiene precio. Los turistas se van, la isla se queda desierta y tan solo un par de restaurantes abiertos para cenar. La tranquilidad que se respira es maravillosa y un paseo por la callejuela principal, acompañada de ciervos buscando comida, es de lo más relajante.






El objetivo de ir a la isla, era fotografiar el Torii, por lo tanto conocíamos las mareas. Sobre las 11 tendríamos la marea alta, era la única foto que me faltaba, mientras llegaba el momento aprovechamos para subir a Mt. Misen.


Mt. Misen

Puente a la entrada del bosque
















Hay un funicular para subir a la cima, pero creo que era tan pronto que estaba cerrado. Decidimos subir caminando, cuando salimos del bosque frío, húmedo y poco agradable de caminar, nos encontramos un camino más abierto con unas vistas increíbles.






Vistas desde la cima de Mt. Misen



Nos rodeaba el mar y unos islotes aún tapados con la niebla, en ese momento merece la pena el esfuerzo de subir hasta allí.














Seguimos el camino hasta lo más alto, descubriendo pequeños altares a nuestro paso, una vez en la cima, recuperamos el aliento y bajamos por otro camino hasta nuestro objetivo, el Torii, que ya estaba perfecto para fotografiar.











Torii Miyajima Subiendo la marea
Torii Miyajima Nocturno
Torii Miyajima con marea alta












DENTRO VIDEO!!
















No hay comentarios:

Publicar un comentario